La aparición del HTML5 ha revivido un viejo debate sobre la prestación de servicios y funcionalidad para celulares y dispositivos móviles. Debates sobre la vida y muerte de J2ME por parte de Barbar Ballard, una de las gurís de estos temas, o por ejemplo de Mobile Opportunity.

Uno de los argumentos que se han esgrimido siempre por parte de los defensores de las aplicaciones nativas ha sido la falta de riqueza e interactividad que ofrecían los navegadores de cara a ofrecer una experiencia de usuario satisfactoria. Con HTML5 todo esto parece cambiar, a parte de nuevas posibilidades de animación, rich media y otros formatos ricos nos ofrece acceso a algunas de las funcionalidades hasta ahora exclusivas de los lenguajes nativos.

Uno de las campañas que más ruido está haciendo es la presentación del Audi A1, que ha mezclado ambas posibilidades, ofreciendo un site HTML5 para móviles con cierta riqueza visual y una aplicación nativa para iPhone e iPad. Veremos qué nos depara el futuro.

Empleamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. más información más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar